top of page

KRAKEN: LOS PASOS DEL TITÁN



Continuar no es una decisión fácil. No tanto por la decisión, que es inmediata, sino por las consecuencias que implican un esfuerzo gigantesco: sostener un legado en el tiempo. Cuando Elkin Ramírez nos empezó a delegar funciones creativas y administrativas en Kraken, entendimos que la banda era un esfuerzo colectivo que lo tenía a él como cabeza, pero requería de todos como grupo. Y aquí el todo siempre superó y superará a las partes.

Elkin parte de nuestro mundo en el mejor momento de la banda, cuando habíamos construido una familia y empezábamos a hacer realidad sueños que muchos consideraban utópicos, como el Kraken filarmónico. Otros se quedaron en el papel.


Por eso, cuando Andrés Ramírez y en general la familia de Elkin nos invitan a continuar, recordamos la terquedad y tenacidad de Elkin ante lo que parece imposible y, sobre todo, ante aquello que todos te dirán que no hagas. La rebeldía no es una pose o una muda de ropa. Es desafiar lo que parece correcto, y no hay rock verdadero que no asuma ese desafío. Continuamos porque Elkin no nos enseñó a renunciar, ni a guardar un silencio que torpemente se confunde con respeto, pero en realidad es censura. Hay que seguir tocando y componiendo. Hay que seguir haciendo ruido, porque la música es una perturbación sonora que atraviesa el espacio. Esos son los pasos y las palabras del Titán, eso es lo que él nos dejó, y lo defenderemos con escudo y espada.


Por eso les presentamos nuestra nueva canción, la más reciente pero no la última: “Los pasos del Titán”. Elkin siempre ha estado y estará en cada uno de nuestros acordes, pero Kraken es lo que está en nuestros pasos y en nuestro futuro. Cuidaremos el castillo que lleva su nombre, no sólo como guardianes de lo que ahí permanece, también como guerreros que ambicionan llevar ese nombre mucho más lejos.

51 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page